+34 91 005 92 36 comercial@esneca.lat
  • Português
  • 0 elementos

    Muchas personas sueñan con lograr un buen trabajo en la dirección de cine. Ahora bien, no todos saben en qué consiste esta profesión. A continuación, te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre una de las áreas más interesantes de la producción cinematográfica. Así que, sigue leyendo y aprende de manera profesional con nuestra Maestría en Dirección y Producción Cinematográfica.

    ¿Qué es la dirección de cine?

    La también conocida dirección cinematográfica engloba el trabajo que permite cohesionar una película. La persona encargada de que todo eso sea posible de manera armónica es el director de cine. Generalmente, es quien toma la autoría de la película y todas las decisiones relacionadas con el filme.

    Es importante decir que no todos los directores son guionistas, aunque algunos directores también escriben sus propios guiones de películas. No obstante, en todos los casos, ellos van a adaptar el guion a la pantalla. Es decir, utilizarán recursos audiovisuales para plasmar en la pantalla lo que está en un texto.

    En la dirección de cine, hay que considerar que el profesional deberá hacer retoques. En algunos casos, el guion final no será el mismo que el entregado por el guionista. Principalmente, porque el director puede generar cambios, cortar escenas e incluso utilizar otro guion.

    El director es visto como el “maestro” que orquesta toda la película. Por ejemplo, es el encargado de elegir las escenas que se usarán. Del mismo modo, decidirá en qué orden se colocarán. También, supervisará los efectos de sonido, audiovisuales, la música e incluso la paleta de colores utilizada.

    Por eso, la dirección de cine es un arte integradora dentro del campo de la cinematografía. Si una película es un fracaso, generalmente culparán al director. Si bien es probable que él no haga todo el trabajo, sí supervisa todas las áreas. O sea, él da el visto bueno a cada decisión que toma su equipo.

    Las fases de la dirección cinematográfica

    Como ocurre con todo trabajo, la dirección de cine tiene distintas etapas. Te explicaremos cuáles son las tres fases más importantes que existen en todo este proceso de trabajo.

    Preproducción

    Es toda la etapa que concierne al paso antes de salir a filmar. Puede demorarse semanas, meses e incluso años. Aquí el director tiene que contactar con un productor, que “materializará” sus ideas. Por ejemplo, si necesita rodar en un determinado lugar, el productor conseguirá los permisos.

    También la elaboración del primer guion tiene lugar en la preproducción. En esta fase, se genera la idea, que puede sufrir cambios en los siguientes procesos. El guion de la preproducción casi nunca es el mismo que el que finalmente se usa en las otras etapas. Aquí también hay que considerar la elección de los actores o el presupuesto, por ejemplo.

    Por estas razones, la preproducción es un trabajo serio. En el ámbito de la dirección de cine, siempre se toman decisiones importantes. Es verdad que después aún hay tiempo de cambiarlas, pero esto puede suponer problemas para la creación de la película. Por ende, la idea debe ser coherente y factible.

    Producción

    La duración de esta etapa también se define previamente. Sin embargo, es probable que se extienda más o menos de lo que se pensaba. Por supuesto, todo dependerá de lo que ocurra en el rodaje. Al fin y al cabo, la producción de cine implica salir a filmar la película o materializar lo que se pensó en la preproducción.

    Siempre surgirán problemas, inconvenientes o cambios de opinión. Lo importante es que no se altere el resultado de lo que busque el director. Si hay retrasos, es probable que todo el trabajo se eche a perder. Por lo tanto, es importante que la producción sea lo menos alborotada posible.

    Postproducción

    En este caso, se trata de todo lo que queda por hacer una vez que se haya terminado la filmación. Este paso puede tomar semanas, meses o años. Todo dependerá de qué tanto trabajo haya que hacer después de filmar. A medida que la tecnología ha avanzado, esta etapa se ha vuelto más larga, paradójicamente. Principalmente, porque cada vez se utilizan más recursos técnicos y tecnológicos que deben editarse. Por ejemplo, los efectos especiales o las estructuras fabricadas en CGI. Si tienes que crear un personaje “virtual”, este deberá ser lo más real posible. Por lo tanto, será fundamental que haya un tiempo prudente de desarrollo.

    También es importante mencionar que la dirección de cine siempre contempla la posibilidad de hacer cambios de último momento. Como ejemplo, se puede cambiar una música, recortar o quitar un plano e incluso modificar escenas. Siempre y cuando se tenga el material, la decisión artística del director dará lugar a los cambios.

    Lo que debe saber y tener un director de cine

    Un director de cine debe tener conocimientos de todas las áreas, aunque no ha de especializarse en ninguna. Necesita saber escribir y leer un guion, tener conocimientos de audio, de fotografía y cámara. También necesita un criterio de marketing para saber qué le gustará al público y qué no.

    Por otro lado, el director requiere equipos audiovisuales adecuados. Como director de cine, vas a tener que hacerte con un equipo de cámaras profesionales, micrófonos especiales, sets de luces y de efectos especiales. También te hará falta un equipo de trabajo, como el encargado de las cámaras, un director de fotografía o los editores de vídeo.

    Empezar a dirigir cine puede ser una salida laboral dentro de las productoras. Si logras adquirir una identidad artística, quizás puedas tener un equipo de trabajo que te acompañe en cada proyecto cinematográfico. Tú podrás ser el director de una película, pero detrás de ti también habrá un equipo involucrado.

    La dirección cinematográfica puede ser una oportunidad para todas las personas creativas que aman el mundo de las películas. Para ser un buen director, es necesario inspirarse en distintas películas, que puedan servir como influencias creativas. Mientras más películas veas, más recursos podrás emplear en tus siguientes trabajos.

    Sin duda, la dirección de cine es la mejor salida para los que quieran tener un cierto renombre en la industria. ¿Te gustaría formarte como director de películas? No te pierdas esta oportunidad con nuestra maestría.

    ¡Celebra la Black Week con nosotros! Te regalamos 60$ para tu matrícula. CUPÓN: BLACK60

    X