+34 91 005 92 36 comercial@esneca.lat
  • Português
  • 0 elementos

    Una de las mejores formas de ahorrar dinero en estas fechas navideñas es evitar comprar cumpulsivamente y no dejarnos llevar por las ofertas. Sin duda es una temporada en la que nos gusta regalar y que nos regalen cosas. Sin embargo, muchas veces consumimos sin pensar si realmente necesitamos ese producto o si contamos con el dinero suficiente para gastar en todo lo que queremos. Es ahí en donde debemos aprender a poner límites al pensamiento que nos dice que estamos cumpliendo una necesidad al comprar demasiadas cosas. Por eso, hoy te queremos dar unas claves para que no termines el año sin ahorros, sin aguinaldo y con deudas. Así que, sigue leyendo o aprende a gestionar las compras con nuestra Maestría en Personal Shopper.

    ¿Cómo determinar nuestras formas de ahorrar dinero?

    Una de los aspectos más importantes que debemos cuidar para ahorrar dinero es entender que la felicidad no está en el producto que compramos. En verdad, las compras provocan emociones positivas de corta duración y suelen tapar un malestar o una carencia emocional, pero no son la solución real.

    Otra cosa que no podemos olvidar al momento de querer hacer un gasto es tener presente si es una necesidad real o si por el contrario compramos solo por presión social. El hecho de querer seguir una moda o comprar porque la mayoría de la gente compra en estas fechas puede ser que detone la inquietud de realizar compras sin un motivo en especial.

    Básicamente, cuando compramos nos olvidamos por un momento de la realidad y de lo que nos está ocurriendo, es decir, nos desconectamos de nuestros problemas. Así vamos generando la idea de que al comprar tenemos emociones que nos hacen sentir bien. Por lo tanto, lo mejor es evitar que esta conducta se repita, ¿cómo?, dejando de ir a comprar cuando queremos disminuir nuestro estrés o ansiedad.

    Claves para frenar el gasto excesivo

    Lo que buscamos con los siguientes consejos es que aprendamos a tener hábitos de ahorro y a ser conscientes de nuestras compras desenfrenadas. Esto no quiere decir que debemos dejar de comprar del todo, pero que tengamos mayor control de nuestros gastos y sepamos diferenciar una necesidad de lo que no es, es lo fundamental.

    A continuación, te contamos una serie de claves que exponen los expertos para intentar parar o transformar ese consumo compulsivo, sin criterio. Así que, no te pierdas estas formas de ahorrar dinero.

    Ser prudentes

    Como ya lo hemos mencionado, lo que necesitamos es tener claro y hacer un lista de necesidades bien pensadas para evitar que las ofertas, promociones o ventas navideñas influyan en nuestra compra.

    Planificar las compras es muy importante. Si establecemos previamente la cantidad de dinero que queremos gastar y llevamos a las compras solo la cantidad determinada, evitaremos el gasto compulsivo. También, podemos dejar la tarjeta de crédito en casa y solo llevar el dinero justo en efectivo para centrarnos en comprar solo lo que necesitamos.

    Crear aficiones que den bienestar

    Las compras suelen ser consideradas como unas bombas de escape a las frustraciones, ya que nos proporcionan felicidad momentánea. Por ello, si queremos indagar profundamente, lo mejor es aprender a gestionar nuestra inteligencia emocional. Podemos empezar a desarrollar actividades que proporcionen placer o sensación de bienestar para sustituir las compras por ellas, como escuchar música, leer o hacer ejercicio.

    Formas de ahorrar dinero: comparar precios

    Otra buena forma de ahorrar dinero es comparar precios y reflexionar si es el mejor momento para hacer esa compra o si podría esperar. Saber que tenemos a la disposición todo tipo de producto en cualquier momento nos puede ayudar a no caer en la premura de comprarlo.

    Así, escoger la temporada de ofertas o promociones para comparar aquello que necesitamos es una gran idea para ahorrar dinero extra.

    Reducir la inmediatez

    Para que nuestra parte racional del cerebro funcione necesitamos tiempo para analizar la situación. En diversas ocasiones, no dejamos tiempo a que esa parte se active ya que de manera inmediata, sin pensar, hacemos compras sin ningún esfuerzo para pagar. Tener la tarjeta de crédito en el celular, en las apps o en plataformas de transacción fácil hace que compremos más rápido. Esto puede aumentar la probabilidad de que aparezca la culpa.

    Así que ya sabes, aprender a establecer hábitos responsables de compra te ayudará a ahorrar mucho dinero y empezar con más motivación el año.

    ¡Celebra la Black Week con nosotros! Te regalamos 60$ para tu matrícula. CUPÓN: BLACK60

    X