Dentro de las novedades para tonificar el cuerpo sin realizar mucho esfuerzo está la gimnasia pasiva. Dicha técnica se aplica a través de electrodos y no produce molestias. Por esta razón, cada día hay más personas que lo integran a su rutina de entrenamiento para estimular sus músculos.

Hoy te contamos sobre los beneficios de este tipo de deporte tanto en hombres como en mujeres y cómo funciona realmente. Así que sigue leyendo o si quieres profundizar en este tema, te recomendamos nuestro curso en medicina estética. ¡No te lo pierdas!

¿En qué consiste la gimnasia pasiva?

La gimnasia pasiva es una técnica utilizada en medicina que funciona a través de la electroestimulación. Esto quiere decir que genera impulsos eléctricos, mediante electrodos conductivos, que va directamente a la musculatura. De esta forma, se copia la señal que manda el cerebro para que se muevan los músculos. En este sentido, el estímulo se transforma en contracción, fortalece el tejido y elimina los líquidos retenidos en él.

Esta manera para trabajar el organismo, además de ser inofensiva, simula cierto trabajo que se hace al entrenar. También existe una maquina que utiliza el mismo método para movilizar las articulaciones, pero con beneficios terapéuticos.

Normalmente, los especialistas recomiendan hacer esta clase de gimnasia en situaciones muy específicas. Por ejemplo, si no cuentas con el tiempo suficiente, cuando estás enfermo o en movilidad reducida por lesiones. Se hace así para ayudarte a evitar la reducción de tu masa muscular, en casos que la perdida no sea tan grande. También, puede ser un añadido para todas las personas que realizan alguna actividad deportiva durante la semana. De esta manera, durante el fin de semana descansarán pero seguirán estimulando sus músculos. Así podrán seguir entrenando desde casa pero no de manera intensa y ardua como los otros días.

¿En qué partes se aplica esta técnica?

Cada sesión de estimulación dura de 30 a 45 minutos y se aplica en diferentes zonas. Entre ellas pueden ser los glúteos, caderas, estómago, piernas y brazos. Después de que cada parte recibe las contracciones por un periodo, es cuando ocurre la tonificación y reafirmación muscular. Así, actúa simultáneamente de forma completa en el tejido que se estimula.

En verdad, se aplica en estas partes porque son la zonas en donde más se requiere fortalecer el músculo. También, es donde más se busca definir el tono y aumentar la elasticidad de la piel. Igualmente, son las partes de mayor flacidez y las que más se trabajan en procesos de adelgazamiento. Tanto para eliminar la celulitis , como para drenar la parte linfático facial y corporal.

Beneficios de hacer gimnasia pasivamente

Hacer gimnasia pasiva trae varios beneficios tanto para deportistas como para gente que necesita terapia. A continuación te decimos algunas de las ventajas que produce este tipo de ejercicio.

  • Incrementa el tono muscular, quema la grasa y combate la flacidez. Por esta razón, es recomendable como tratamiento postparto al ser estímulo tónico y aumentar la consistencia.
  • La estimulación muscular sirve para rehabilitar zonas inactivas. Es decir, remueve los músculos y evita que se atrofien después de estar inactivos por mucho tiempo.
  • Mejora y favorece la circulación sanguínea y linfática.
  • Previene reumas, ya que tiene efectos antiinflamatorios. Además, combate la rigidez de ligamentos y la falta de flexibilidad en músculos.
  • Calma dolores musculares, alivia el síntoma de piernas pesadas, ayuda a evitar los calambres y da masajes de relajación.

¿Conlleva algún riesgo hacerla?

Es importante saber que no todos los electroestimuladores son  similares, ni cumplen sus funciones por igual. Lo que cambia es el tipo de onda, su duración, su amplitud y su frecuencia. Todo eso influirá al momento de tener resultados positivos y cuidar la seguridad del paciente. Por lo tanto, hay aparatos que tienen el objetivo de aumentar la forma física y otros que buscan mejorar el estado de salud o la estética.

Los quipos no son caros, lo difícil es poner los electrodos por tu cuenta. Tienes que saber controlar el tipo de frecuencia según lo que necesites mejorar. También debes conocer el tipo de product que complementará el uso de la maquina para que sea totalmente efectivo. Es muy importante que sepas que las personas que usan marcapasos, o tienen tumores y metástasis, no pueden realizar el tratamiento. Al igual que personas embarazadas, no pueden colocar los electrodos en la zona del abdomen.

Podemos decir que la gimnasia pasiva surge como una alternativa cómoda al entrenamiento físico. Pero, también como complemento a una dieta equilibrada y a la ejecución de ejercicio físico de manera regular. De esta forma se cumple su objetivo y efectividad. No olvides que realizar solo este tipo de actividad sin ser equilibrado en tu alimentación, no cambiará nada. Esto es así porque la gimnasia pasiva consume calorías de forma muy baja y, aunque tonifica con intensidad, no te servirá de gran manera. Aún así, su aplicación sigue siendo responsabilidad de los especialistas.

 

 

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies