La infancia es el tiempo que va desde el nacimiento hasta la madurez de los pequeños, y se divide en diferentes períodos. Dichas fases sirven para clasificar a los niños y niñas según las características de la infancia físicas, psicológicas y sociales. Y, para agruparlos a partir de la conducta propia de la edad.

A través de este blog conocerás los cambios a los que el niño y la niña se afrontan en cada etapa. Además, de las diferencias que hay entre los diversos periodos según su edad. Así que, sigue leyendo, o aprende profesionalmente del tema en nuestra Escuela de Pedagogía.

Características de la infancia en sus diferentes etapas

Seguramente sabrás que cada niño y niña son muy diferentes. Por eso, los límites entre las fases de la infancia varían y no se producen de la misma forma. De cualquier modo, en todos estos momentos hay un crecimiento en la recepción de información referente a los sentidos y a su entorno. Además, se aprecia una comprensión de conceptos que van más allá del presente, esto, si su crianza es adecuada y natural.

A continuación, te presentamos una categorización de la evolución del sistema nervioso de niños y niñas que sucede de forma parecida en cualquier sociedad y cultura.

Período intrauterino

Se dice que la niñez se concibe a partir del nacimiento, sin embargo, puede empezar antes, sobretodo en los casos de parto prematuro. Esta etapa es considerada peligrosa por las anomalías que pueden surgir. Sin embargo, la formación del bebé es rápida y los sentidos se perfeccionan. Es aquí cuando se generan los aprendizajes principales, especialmente mediante el oído. Aunque su memorización es simple y básica.

Otra de las características de la infancia de esta fase son la falta de maduración en las estructuras biológicas del organismo. Además, todavía no tienen oportunidad de aprender a través de su ambiente social y sensorial al mismo tiempo.

Características de la infancia del período neonatal

Esta etapa comprende los 28 primeros días o todo el primer mes de vida. Este es el período más importante de los niños y las niñas, ya que hay varios casos de mortalidad y morbilidad que pueden derivar consecuencias neurológicas graves.

No obstante, durante este tiempo aprenden de todo lo que les rodea, distinguen fonemas y se empiezan a comunicar con sus más cercanos, pero sin dominar aún el lenguaje.

En cuanto a los cambios físicos, en esta etapa el cuerpo empieza a crecer menos la cabeza.

Etapa lactante

En esta etapa los cambios físicos y psicológicos se notan mayormente, ya que hay más cambios en el comportamiento. Una de las principales características de la infancia en esta fase es que empiezan a desarrollar una musculatura fuerte que les ayuda a mantener una postura rígida. También, comienzan a balbucear y a decir falsas palabras.

En verdad, la lactancia es uno de los aspectos más relevantes porque da alimento y crea un canal de comunicación con la madre.

Etapa de la primera infancia

Esta fase va desde el primer año de vida hasta el tercero. Durante este tiempo aprenden a controlar el uso correcto del lenguaje. Aunque al principio son palabras sueltas, después pueden hacer frases simples, pero con ciertos errores.

En otro aspecto, es en esta etapa que empiezan a controlar los esfínteres y demuestran mucha curiosidad por descubrir cosas. Además, es cuando centran su atención en conceptos que hacen referencia a sí mismos porque son los más fáciles de entender y relacionar con sus experiencias sensoriales.

Si hablamos de cambios físicos resaltaremos que el torno y las extremidades siguen creciendo. También que la diferencia de tamaño entre cabeza y el resto del cuerpo se reduce, aunque este proceso es más lento que en las etapas anteriores.

Período preescolar

El tiempo preescolar va de los tres a los seis años. Las características de la infancia que resaltan en esta fase son los descubrimientos, el ingenio y la curiosidad. Además, tienen total control de los esfínteres y su autocuidado, por lo que son más independientes.

Así, cuando se integran a otra comunidad, como la escuela, empiezan a relacionarse con otros niños y niñas que son importantes para ellos. Gracias a esto, empiezan a disfrutar de compañías diferentes, a compartir juegos y alegrase de sus logros de manera natural.

Características del período escolar

El crecimiento y maduración es más lento en esta etapa, pero es constante. También, hay pocos factores de estrés físico y emocional, y sus campos de acción aumentan.

Además, empiezan a adoptar una educación con hábitos saludables. Esto significa que comienzan a hacer ejercicio físico, mantienen un plan alimenticio y juegan más. Esto ayuda a que gocen de una salud física y mental a corto y largo plazo.

En verdad, tanto la familia como el círculo social ajeno a ella afecta en su desarrollo en la mayoría de las etapas. Sin embargo, influye en gran medida en esta última, ya que es cuando empiezan a configurar su identidad a partir de este factor.

En este sentido, es importante dejar que el niño y las niñas se desenvuelvan libremente y tengan una crianza natural. Aunque los diferentes espacios y herramientas de aprendizaje siempre ayudarán a que su desarrollo sea óptimo.

Elige tu ubicación

Latinoamérica

Europa

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p.e. páginas visitadas). Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies