+34 91 005 92 36 comercial@esneca.lat
  • Português
  • 0 elementos

    ¿Alguna vez has visto a un mesero servir una bebida en un vaso desde lo alto y no sabes qué es? Seguro que es la sidra, una de esas bebidas que va bien para cualquier celebración por su sabor y su auténtica manera de tomarla. No importa si es un cumpleaños, boda o evento especial, la sidra es perfecta para brindar y acompañar todo tipo de quesos, pescados, arroces y chorizos.

    Hoy en día, la comunidad de Asturias en España sigue siendo el principal productor de sidra, alcanzando el 80% de la producción nacional. Más de setenta casas productoras elaboran 40 millones de botellas, repartidas entre sidra natural y espumosa, que se exportan a más de cincuenta países, según el portal oficial de Turismo de Asturias.

    En el blog de hoy, te contamos un poco el origen de esta bebida, su preparación y sus características. Y si quieres aprender de manera profesional sobre su elaboración, matricúlate a nuestra Maestría en Elaboración de Vinos y adquiere más conocimientos en este sector.

    ¿Qué tipo de bebida es la sidra?

    Se trata de una bebida eminentemente celta, o de los países europeos del Atlántico Norte. Es el resultado que sale exclusivamente de la fermentación alcohólica normal del jugo recién obtenido de manzanas sanas y limpias, de uso industrial. En ocasiones se le adhiere hasta un 10% de jugo de peras obtenido en condiciones similares que el jugo de manzana y fermentado en forma conjunta o separada. Su graduación alcohólica mínima será de 4,5 % en Vol.0,3 a 20ºC.

    La buena sidra dependerá por completo del proceso de producción y de la calidad de las manzanas, que está directamente relacionada con el estado, la conservación, la variedad y su origen. Estas deben estar sanas, en un estado óptimo de madurez, sin picaduras. Un alto porcentaje de manzanas ácidas es ideal porque la acidez contribuye a mantener un color natural y un sabor potente.

    Por sus características hay que diferenciar la sidra natural de la sidra gasificada. En general, en el norte de España se consume mayormente la sidra natural, en el resto del mundo de bebe la sidra super gasificada.

    ¿Cuál es el origen de la sidra?

    La palabra sidra viene del griego, sikera, que en latín pasó a ser sizra, lo que se traduce como bebida embriagadora. De ahí se transformó a la palabra actual. Y es que esta bebida se lleva elaborando desde los años anteriores a Cristo, al parecer, en las civilizaciones de Egipto y Bizancio y más tarde a las griegas, pasando al Imperio romano. Esto provocó que en algunas zonas que no tenían buenos cultivos de vides se preparase vino de manzana que ha sobrevivido hasta la famosa sidra asturiana.

    En Europa se produce y consume en diversas regiones y comarcas de Alemania, Francia, España, Italia, Portugal, Madeira, Irlanda, Escocia e Inglaterra.

    En América su consumo y elaboración también se realiza en México en ciudades de Huejotzingo y Zacatlán, en el estado de Puebla.

    En Argentina se fabrica sobre todo en las provincias de Mendoza, Río Negro y San Juan. En Chile, lleva el nombre de chicha o chicha de manzana y es propia del sur, en particular las provincias de Valdivia, Osorno, Llanquihue y Chiloé. En Estados Unidos se destacan por su producción Nueva Inglaterra y el estado de Nueva York.

    ¿Cómo se consume la bebida de manzana?

    La sidra de toma a través de un proceso de escanciado. Es decir, servir una bebida alcohólica en un vaso o en una copa desde una altura considerable. Además, se sirve por botellas, se comparte y se toma por tragos, conocidos como culinos o culetes. Y lo que es más importante, se bebe de un solo trago.

    Para servirla debes adoptar una postura cómoda, con la espalda recta y las piernas abiertas a la altura de los hombros. Coge la botella con la mano derecha firmemente, a partir de la base. Toma el vaso con la mano izquierda, con los dedos índice y pulgar alrededor del cristal y el corazón por debajo. Eleva el brazo con la botella, recto, por encima de la cabeza, con la boca por delante de la frente. Coloca el vaso justo entre las piernas, y con la mirada fija en él, inclina la botella poco a poco, controlando el peso, hasta que la sidra caiga en el extremo del vaso. Así puedes guiar el vaso hacia el chorro de bebida hasta servir una proporción suficiente para beber de un solo trago.

    ¿Qué tipos de sidras existen?

    Como la sidra se ha extendido a lo largo del mundo, provocando que existan numerosos tipos de sidra, a veces es difícil saber diferenciarlas. Con base en las múltiples formas que existen de hacer esta bebida, te mencionamos los tipos que hay:

    • Natural tradicional: a este proceso no se le añaden azúcares ni ningún tipo de gasificación. Otra de las características es que necesita escanciado a la hora de servirse y suele tener una graduación alcohólica de un mínimo de 5º.
    • Natural espumosa o sidra achampanada: esta bebida tiene más espuma que el resto y tiene mención de calidad DOP.
    • De mesa: como los dos tipos anteriores, esta forma parte de la denominación de origen de sidra de Asturias y es producto de una de las más de 75 variedades de manzanas con las que se elaboran las sidras que forman parte de este selecto grupo.
    • Aromatizada: es un tipo de sidra que es resultado de un proceso de fermentación de mosto natural de manzana y que sí suele llevar azúcares añadidos y aromas.
    • Bebida de manzana dulce: la dulce es la más sencilla en su elaboración. No tiene proceso de fermentación y solo consiste en exprimir la manzana inmediatamente después de su recogida. Así se consigue el mayor sabor de la manzana.
    • Sidra de hielo: con una graduación que puede llegar hasta los 12º, esta surge en Canadá, donde la temperatura facilita la fermentación alcohólica de manzanas congeladas y prensadas.
    • Sin alcohol: desde hace tiempo se hace una bebida natural sin alcohol. Se trata de un tipo de sidra achampanada que conserva el sabor de la tradicional.
    • Ecológica: el proceso de elaboración y resultado es el mismo que el de la sidra tradicional. Desde la recogida de la manzana hasta el final del proceso se cumplen con las normas ecológicas del mismo para no producir una huella medioambiental.

    Ya sabes, si quieres profundizar en el tema de los procesos de elaboración de sidras y sus maridajes, no te pierdas nuestra titulación en elaboración de vinos y conviértete en un experto en vinos.

    ¡Celebra la Black Week con nosotros! Te regalamos 60$ para tu matrícula. CUPÓN: BLACK60

    X