Cada 8 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Fisioterapia. Una fecha que resalta la importancia de la especialidad de los fisioterapeutas y la fundación de la World Confederation for Physical Therapy (WCPT), en 1951. El objetivo de esta conmemoración es valorar el papel de la profesión para la salud física, tanto en deportistas como en toda la población en general. ¿Te gustaría conocer más de los beneficios de este tratamiento? No te pierdas nuestro blog o aprende de manera profesional con nuestra Maestría en Tratamiento de Lesiones.

¿Qué se hace en la Fisioterapia?

La terapia física permite a las personas recuperar el movimiento y la fuerza de zonas básicas del cuerpo después de una lesión o enfermedad. Además, ayuda a muchas personas a controlar el dolor que es generado por las malas posturas o padecimientos como la artritis. Realmente, si se hace de manera constante y bajo supervisión profesional, la fisioterapia previene daños permanentes y recurrentes.

Generalmente, los fisioterapeutas usan diversas técnicas para aliviar el dolor y mejorar la coordinación, la fuerza, la resistencia, la flexibilidad y la amplitud de movimiento. También, suelen tratar la zona afectada con calor o frío, con estimulación eléctrica, ultrasonido, masajes y terapia acuática. En otros casos, los expertos realizan masajes suaves sobre el tejido de la zona lesionada y supervisan al paciente mientras hace sus estiramientos.

Terapia física deportiva

La fisioterapia deportiva es una especialidad que pretende rehabilitar, atender y prevenir lesiones del aparato locomotor de los deportistas. Así como mostrar unas correctas ejecuciones de movimientos corporales a aquellas personas que practican actividad física y quieren hacerlo de manera segura.

Algunos de los objetivos de la terapia física deportiva es acortar el tiempo de recuperación de alguna molestia, adaptar el cuerpo al entrenamiento y evitar riesgos en las actividades físicas. Básicamente, en las personas de edad media que siguen practicando deporte el papel del fisioterapeuta puede ayudar a mejorar la calidad de vida del paciente deportista.

Beneficios de la fisioterapia

Realmente, el tratamiento físico junto con las rutinas de ejercicios pueden ser un gran herramienta terapéutica para mejorar la salud. Por ello, muchos lo beneficios que se obtienen al realizar una práctica constante y supervisada. Algunos de ellos son:

  • Mejorar o reducir el dolor provocado por lesiones.
  • Disminuir las tensiones musculares.
  • Favorecer la calidad del movimiento en tejidos.
  • Evitar el riesgo de sufrir dolencias en actividades físicas.
  • Relajar el cuerpo y la mente.
  • Beneficiar la calidad del sueño y el descanso.
  • Aumentar la sensación de bienestar.
  • Aportar vitalidad.

Características del tratamiento de lesiones

Las sesiones de la terapia física suelen durar entre 30 y 60 minutos, y se realizan de una a varias veces por semana, según el problema que tenga el paciente. Conforme se observen avances, se puede cambiar la duración, modificar el número de las visitas y adaptar el tipo de técnicas que ayudarán a seguir sanando.

Es importante tener en cuenta que el objetivo de la fisioterapia es aliviar el dolor a largo plazo, y que puede que la terapia en sí misma no se sienta bien. Según la lesión, es posible que provoque molestias o que no se tenga la costumbre de mover esa parte del cuerpo. Por ello, se recomienda respetar la rutina, respetar los tiempos de recuperación y que no exigirle al cuerpo demasiado esfuerzo.

Elige tu ubicación

Latinoamérica

Europa