La educación reglada o formal ha tenido que adaptarse a la pandemia y transformase en una nueva educación en casa. Esto puede ser positivo o negativo según cómo se implemente y las condiciones de la familia. Aún así, este tipo de educación se aplica en varias partes del mundo y tiene resultados beneficiosos. Es una formación que desarrolla habilidades y aptitudes fundamentales desde la infancia para seguir usando en una edad adulta. Partiendo de esto y de su importancia, hoy te contamos sus ventajas y principios básicos.

Si quieres aprender más de este ámbito, puedes estudiar nuestra Maestría en Pedagogía Montessori y promover un aprendizaje infantil integral.

¿Cuál es la educación en casa?

Debido a las condiciones complicadas que para ciertos niños o niñas implica la educación formal online, algunos padres y madres han optado por hacer homeschooling. Esto quiere decir, enseñar a los hijos e hijas lejos del contexto escolar o académico.

Esta educación realiza proyectos que se consideran no reglados por el lugar en donde se hacen, el hogar. Aún así, estas actividades buscan formar a los niños y a las niñas cognitivamente. Aunque sea un método extraescolar, tiene un objetivo pedagógico específico y una clara intención de que todo el que la haga aprenda.

Características de la educación no formal

La educación en casa no busca una certificación determinada o una titulación reconocida. Es un proceso de aprendizaje que está diseñado para personas de cualquier edad y estrato social con diversos intereses y necesidades. Ademas, abarca múltiples disciplinas y áreas de estudio, por ejemplo, deporte, lenguas, matemáticas, etc.

No obstante, posee diversos métodos de enseñanza. Puede transmitirse de manera oral o, simplemente, mediante la observación. Por ejemplo, la enseñanza de un arte plástica o un taller de cocina saludable. En este sentido, no requiere de conocimientos previos, cualquier persona está en condiciones de recibir este tipo de educación en cualquier momento de su vida.

Ventajas y beneficios de la educación en el hogar

La educación alternativa, también conocida como homeschooling, fomenta la autonomía, curiosidad y sentido de la responsabilidad de la persona. Asimismo, se aprende a un ritmo propio sin sentir la presión de competir con los demás.

Este movimiento también defiende la educación de los hijos en casa como una buena opción frente al modelo de escolarización tradicional porque aporta varios beneficios. Algunos de ellos son:

  • Es una educación opcional. La no obligatoriedad es su principal atractivo porque fomenta actividades que se hacen de manera voluntaria.
  • Se trata de una educación en casa a la medida de la persona, por ello el niño y la niña son los protagonistas.
  • Por sus características, potencia las aptitudes personales y profesionales. En su desarrollo, favorece los conocimientos adquiridos con anterioridad.
  • Sus horarios son flexibles y las actividades que propone se pueden realizar en diversos sitios. Desde una biblioteca a un centro de formación, pasando por un club social o una academia línea.
  • Es una educación libre y adaptada según la persona. La capacitación complementaria de un adulto es un camino profesional y académico único y singular.
  • El niño y la niña son independientes y responsables de su aprendizaje.
  • Resaltan talentos y otras inteligencias como la artístico o la creativo.
  • Se incentiva y desarrolla el conocimiento autodidacta.
  • La motivación es un gran estímulo para el aprendizaje.
  • Aporta una mayor libertad a partir de la experiencia y la exploración.

Con esto puedes ver que el proceso de enseñanza-aprendizaje no es exclusivo de las instituciones escolares ni de los ámbitos académicos tradicionales. La educación en casa es permanente y puede ser útil en el contexto actual.

Elige tu ubicación

Latinoamérica

Europa