+34 91 005 92 36 comercial@esneca.lat
  • Português
  • 0 elementos

    Gestionar la distribución y exposiciones de un museo es algo más complejo de lo que se cree. Por ello existen diversos conceptos que engloban ciertos aspectos a contemplar en la organización de dichos recintos. Uno de ellos es la museografía, una actividad que incluye todo lo relacionado con las instalaciones técnicas, los requerimientos funcionales y los requerimientos espaciales de los museos. ¿Te gustaría aprender más del tema? Sigue leyendo o aprende de manera profesional con nuestro curso Dirección y Gestión de Museos.

    ¿En qué consiste la museografía?

    Es el conjunto de técnicas desarrolladas para realizar las funciones museales. Es decir, las acciones relacionadas al acondicionamiento del museo, la conservación, la restauración, la seguridad y la exposición. Por lo general, este concepto se usa más en el mundo franco-parlante, y algunas veces en países angloamericanos, que utilizan la expresión «práctica de museo» (museum practice).

    Otro de los términos relacionados a la museografía es la expografía. Esta hace referencia a las técnicas asociadas con las exposiciones, tanto para situarlas en un museo o fuera de él. También, existe el concepto de programa museográfico que engloba la definición de los contenidos de la exposición, así como el conjunto de vínculos funcionales entre los espacios de exposición y los restantes del museo.

    Conoce las pinturas más famosas en la historia del arte.

    Características de la museografía

    La esencia de la museografía es analizar la estética de cómo ha de ser la exposición de los objetos en sus diversas disciplinas. Así mismo, la transmisión del mensaje y la información de los objetos es muy importante, ya que estos son el significado más relevante de los museos. Esto garantiza la técnica de la conversación entre la documentación y la comunicación que estos ofrecen al público. Como hemos dicho, la museografía es la puesta en práctica, a diferencia de la museología que es la teoría del museo. Cada exposición es un ensayo museológico donde se precisa los objetivos en torno a los cuales ella se realiza.

    ¿Cuál es el papel de un museógrafo?

    Un profesional de museos es el encargado de conocer las exigencias de un programa científico y de la gestión de colecciones. Además, debe diseñar una presentación adecuada de los objetos seleccionados por el curador, y saber los métodos de conservación e inventario de los objetos. También, es el responsable de ubicar en escena los contenidos, generando técnicas de comunicación adaptadas a la comprensión y exigencias del público.

    No obstante, el museógrafo, junto al curador, generan un discurso visual, basado en el discurso conceptual. Esto ayuda a que las obras, así como la información que las acompañan, se presenten de forma adecuada para su interpretación. Ahora bien, ambos profesionales se encargan de la generación de estructuras museográficas, como las bases, las vitrinas y las galerías. Esto es así porque pueden provocar que una obra de arte cobre mayor intensión y significado. Así mismo, los colores de las paredes, los rótulos y todos aquellos elementos que en una exposición acompañan a una obra dependerán también del acuerdo entre museografía y curaduría.

    ¡Celebra la Black Week con nosotros! Te regalamos 60$ para tu matrícula. CUPÓN: BLACK60

    X