El lenguaje es la principal herramienta que usamos para expresar lo que queremos o pensamos. Dicho de otro modo, es un conjunto de señales que demuestran algo. Ahora bien, durante la etapa infantil, el desarrollo del lenguaje hablado es un aspecto biológico fundamental. Esto es así porque conforme un niño identifica estructuras verbales, es capaz de comunicarse con quien quiere y puede cubrir sus necesidades.

En este artículo te hablaremos sobre cómo se desarrolla el lenguaje en la infancia. Así como de sus diferentes etapas, ¡no te lo puedes perder! También, si quieres aprender más sobre este tema, puedes consultar nuestro curso en psicología infantil. Comenzamos.

¿Cómo es el desarrollo del lenguaje en los bebés?

Aprender a hablar es parte del proceso y desarrollo de la inteligencia. Ciertamente, dependerá del contexto emocional y social del niño o la niña. Así, si los pequeños comienzan a comunicarse es porque alguien les habla constantemente.

Es muy importante que su familia, o los más cercanos, sepa que deben hablar con el niño. De igual forma, es necesario que le digan las cosas con amabilidad. Así como que le transmitan lo que ocurre a su alrededor.

¿Cuáles son las etapas en las que se desarrolla el lenguaje?

En cada etapa y ámbito del desarrollo infantil, cada niño y niña lo hace de forma diferente. Es decir, cada uno aprende a adherir el conocimiento con un ritmo diverso. Por lo tanto, no pasa nada si algunos pequeños dicen pocas palabras al año y otros a los dos. Lo mismo sucede con los niños que caminan a los 10 meses y otros al año y medio. Aún así, antes o después, el desarrollo del lenguaje se hace en diferentes etapas. Estas son:

Etapa preverbal

El habla de la madre, al ser repetitivo, de ritmo lento, claro y frecuente, ayuda a la comprensión del leguaje en los niños. Así, las interacciones preverbales entre el bebé y la madre simulan una conversación. Estas formas de comunicación se complementan con gestos manuales y expresiones. Si estas conversaciones se hacen de forma constante, ayudan a agilizar su desarrollo.

Los primeros signos de lenguaje que reflejan los bebés surgen a los nueve meses. Es cuando empiezan a señalar algo porque lo desean. Después, a los doce meses, desarrollan gestos para llamar la atención de los adultos.

Así, cuando cumplen el primer año, los sonidos crecen con las primeras vocalizaciones reflejo. Por ejemplo, los gruñidos, llantos y arrullos hechos a partir de vocales y consonantes simples. En principio, estas las repetirán hasta que aprendan a pronunciar dos consonantes sucesivas por facilidad. A este proceso se le conoce como asimilación.

Etapa holofrástica: ¿qué es?

Esta segunda etapa hace referencia a cuando los niños construyen frases de una sola palabra. Así, las holofrases representan el contexto y el lenguaje no verbal. Es decir, cuando un bebé dice «bibe» lo más probable es que pida el biberón, pero también puede señalarlo para indicar «esto es un biberón».

Dicha etapa es la base del desarrollo del lenguaje y se alcanza a la edad de un año o menos. Cuando el niño empieza a hacerlo, representa que ha entendido la función de las verbalizaciones. La cual consiste en transmitir un significado a otras personas.

Tercera etapa: combinación de significados

A partir de los dos años, el vocabulario de los niños avanza en gran medida. Por lo que ya son capaces de combinar palabras y significados hasta formar frases complejas. A la vez, aprenden diversas entonaciones que usan de forma interrogativa.

Estas combinaciones se conocen como «habla telegráfica». La razón de esto es porque los pequeños obvian las conjunciones y no las dicen. Así, pronuncian más verbos y sustantivos, las cuales son las palabras más aprendidas en esta etapa.

Desarrollo del lenguaje avanzado

Al cumplir los 4 años, la capacidad de lenguaje de los niños se aproxima a la de los adultos. Sin embargo, aún les quedará mucho para perfeccionar el vocabulario y la gramática.

No obstante, existe esta disociación entre comprender y producir el lenguaje. Puntualmente, los pequeños entienden frases complejas pero no las pueden generar. Para hacer esto les llevará más de tiempo. Igualmente tienen errores frecuentes. O usan una sola palabra para llamar a varias cosas u ocurre todo lo contrario.

Conforme los niños y niñas crecen, ocurren diversos aspectos que son claves para el desarrollo del lenguaje adulto. Así, vemos cómo van adoptando conceptos irregulares y verbos complejos. Además, se percibe su desenvolvimiento cognitivo y su conocimiento metalingüístico.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies