+34 91 005 92 36 comercial@esneca.lat
  • Português
  • 0 elementos

    Los museos existen desde hace ya muchos años. Durante el paso de todo este tiempo, nuestra sociedad ha conseguido situar en una posición de gran importancia a estas instituciones rebosantes de cultura. Si te interesa este tema, en el artículo de hoy vamos a hablar sobre la función del museo, los tipos que existen e incluso de su origen. ¿Te gustaría especializarte en esta área? Te recomendamos entrar en el siguiente enlace y echar un vistazo a nuestra Maestría en Dirección y Gestión de Museos.

    ¿Cuál es la función de un museo?

    Antes de profundizar en la función de un museo, vamos a conocer la definición de esta institución. El término museo se utiliza para referirnos a una institución sin fines lucrativos que se encuentra permanentemente al servicio de la sociedad. Este lugar está abierto al público y se dedica a la investigación, conservación, comunicación y exposición del patrimonio (tanto material como inmaterial), de la humanidad y del medio ambiente.

    Pero, ¿cuáles son los fines que persigue un museo? Hace ya un tiempo, la necesidad de conservar el conocimiento y el Patrimonio Histórico del mundo hizo que surgiera este espacio en el que investigar y difundir la cultura general. Para conseguir este objetivo, el museo no tiene una única función, sino que trabaja con diversas funciones.

    5 funciones de un museo

    • Exposición de elementos históricos y culturales. Este es la función que caracteriza al museo y por la que destaca. Esto se hace respetando la conservación del patrimonio expuesto y almacenándolo de una forma segura que garantice su preservación.
    • Investigación. Para que un museo funcione adecuadamente, es primordial que se lleve a cabo una investigación, ya que es necesario conocer todo lo relacionado a los elementos que se están exponiendo en esta institución.
    • Difusión. Esto está enfocado en hacer llegar toda la información de la que se dispone sobre las piezas que hay en el museo. Para ello se llevan a cabo exposiciones, actividades, publicaciones en la redes sociales, entre otras acciones que llaman la atención del público.
    • Protección del patrimonio. El museo es el lugar en el que el patrimonio de la localidad está protegido mediante la legislación correspondiente.
    • Atracción del público. Los servicios del lugar están enfocados al público, por lo que lo convierte en un lugar de creatividad, descubrimiento, estudio y diversión. Además, es un centro en el que encontramos accesibilidad a elementos de gran interés cultural y con muchos años de antigüedad.

    Historia y evolución de un museo

    Antiguamente, los elementos de interés cultural se guardaban en templos y se podían exhibir únicamente en ocasiones especiales. Por otro lado, la aristocracia y las personas de poder también contaban con colecciones privadas que eran expuestas en sus propias residencias o en los jardines. Poco a poco, con el paso del tiempo, estos templos fueron convirtiéndose en un lugar de investigación, estudio y descubrimiento.

    El coleccionismo de estos elementos tuvo su verdadero origen en Grecia, donde se utilizaba para hacer referencia a las escuelas filosóficas y científicas, además de emplearse para los santuarios dedicados a las Musas. Aun así, el museo tal y como lo conocemos actualmente no tuvo su origen hasta el Renacimiento con la construcción de los Uffizzi, un edificio que se piensa que fue creado con el objetivo de ser un museo.

    Posteriormente, la Revolución Francesa dio lugar a un nuevo concepto de patrimonio público, en el que se le debe dar al pueblo lo que le pertenece. Con este cambio aparecieron diversas creaciones: las Academias de Arte, las primeras grandes casas de subastas, los primeros tratados de Museología, entre otras. El suceso más importante en este área fue la apertura del Museo de la República (conocido como el Museo del Louvre), en el que se reunían todos los bienes de la corona que se habían nacionalizado y pasado a ser propiedad del pueblo francés.

    Tipos de museos

    Hay ciertos museos que se consideran los más populares y conocidos por todo el mundo. Sin embargo, hay otros muchos que son muy valiosos y que contienen muchas curiosidades. Por otra parte, los museos del mundo se clasifican según lo que alberguen en su interior. Los tipos de museos que encontramos alrededor del planeta también son numerosos, pero vamos a descubrir los más importantes.

    • Arqueológico: como podrás imaginar, se tratan de museos especializados en la divulgación de la arqueología. La mayor parte de sus colecciones son descubiertas durante excavaciones.
    • De arte contemporáneo: todo aquel museo que posea piezas que provengan desde el final del siglo XIX hasta la actualidad.
    • Antropológico: en estas instituciones se guardan elementos que estén relacionados con aspectos sociales o biológicos del ser humano. Así, la función de un museo antropológico es la divulgación del conocimiento sobre la diversidad cultural.
    • De bellas artes: en estos museos se encuentran colecciones de obras y piezas de pintura y escritura mayoritariamente. Sus funciones se enfocan en diferentes disciplinas artísticas.
    • De artes decorativas: tal y como dice su nombre, son lugares en los que hay contenidos y obras de decoración y diseño, como la cerámica o los bordados.
    • Historia: suelen exponer elementos que sean parte de la historia general de una localidad o zona concreta para que sea más fácil conocer los acontecimientos que ocurrieron en él.
    • Militar: contienen piezas y objetos que están relacionados con sucesos bélicos o relacionados con el ejército.
    • Científico-tecnológico: para comprender la evolución de este ámbito, estos museos disponen de objetos que tienen la finalidad de ser herramientas de estudio y divulgación de la ciencia entre la población. Esta clase de museo suele ser interactivo.

    ¡Celebra la Black Week con nosotros! Te regalamos 60$ para tu matrícula. CUPÓN: BLACK60

    X