+34 91 005 92 36 comercial@esneca.lat
  • Português
  • 0 elementos

    La neuropsicología clínica es una especialidad de la psicología que se complementa con neurología para investigar los efectos de las lesiones cerebrales. Específicamente, cómo estas afectan en el comportamiento, los procesos emocionales, psicológicos y cognitivos. Por lo tanto, como rama de la neurociencia su objetivo está en estudiar las relaciones entre cerebro y conducta.

    En el artículo de hoy te contamos para qué sirve la neuropsicología y cuál es su definición. ¿Te gustaría aprender más del tema? Conviértete en un neuropsicólogo profesional con nuestra maestría.

    Neuropsicología clínica, ¿qué es y para qué sirve?

    Como hemos mencionado anteriormente, es una especialización dentro de la psicología que estudia, diagnostica y trata problemas en las funciones cognitivas. Estos pueden ser problemas de atención, problemas de memoria, trastornos en el lenguaje o de razonamiento, entre otros. Asimismo, analiza los trastornos de conducta en el contexto clínico y los conflictos emocionales que surgen como consecuencia de patologías neurológicas.

    En la neuropsicología es básico saber cómo usar diversos cuestionarios, como el test de Stroop, el MMPI y WAIS, y más. Gracias a la interpretación de estas herramientas, sirve para conocer el grado de afectación cognitiva de la persona. La observación de sus déficits en el aprendizaje, la memoria, la retención, la lectoescritura y la toma de decisiones es parte de esta evaluación.

    Ámbitos de investigación de un neuropsicólogo clínico

    Un neuropsicólogo o una neuropsicóloga tiene la función de investigar las relaciones de una alteración neuronal en las personas. Con ello debe definir el tratamiento y la rehabilitación adecuada tras una evaluación exhaustiva. Así, primero hace una valoración completa que le ayuda a conocer la situación del paciente. Posteriormente, determina qué tan graves son los daños cerebrales, los procesos degenerativos o las disfunciones del cerebro. Cabe decir que el profesional en neuropsicología clínica, además, hace diagnósticos para saber si un paciente cuenta con una alteración orgánica o funcional.

    No obstante, los neuropsicólogos o neuropsicólogas también realizan evaluaciones de las relaciones entre una conducta y una avería en el cerebro en personas que han cometido un delito. O en un proceso en el que se estudia la capacidad de un sujeto.

    En definitiva, la diferencia entre una neuropsicóloga clínico y un psicólogo clínico es el nivel de conocimiento que tiene sobre el cerebro. Además del grado de entendimiento de las alteraciones cerebrales y cómo se presentan en forma de psicopatología.

    Objetivos de la neuropsicología clínica

    Esta especialidad relativamente nueva ha ayudado a conocer cómo funciona el cerebro. Especialmente cuando éste está dañado por alguna lesión o patología. Por ello, tiene cuatro objetivos fundamentales:

    Diagnóstico

    A través de varios tests, observaciones de comportamientos patológicos y técnicas de neuroimagen se realiza el diagnóstico. Gracias a él se puede conocer si la conducta diferente del paciente es producida por una lesión. También, si se genera por algún tumor cerebral, hemorragia o si es provocado por algo psiquiátrico. Además, es posible identificar en qué zona del cerebro se ha producido el problema.

    En esta primera parte se evalúan las capacidades cognitivas del paciente y su capacidad de reacción ante estímulos del medio.

    Cuidados de la neuropsicología clínica

    Cuando se tiene el diagnóstico, el siguiente paso es determinar los cuidados que debe tener el paciente para que se perjudiquen más sus capacidades. Este cuidado va más allá de los tratamientos que realizan los profesionales. Todo su entorno debe estar preparado para ayudar a la recuperación del paciente.

    Los cuestionarios utilizados en el diagnóstico deben permiten identificar cuáles son los cuidados que requiere la persona para evitar o atrasar su deterioro. Así, según la gravedad de la lesión, será necesario establecer un seguimiento y la realización de pruebas para ver cómo evoluciona.

    Métodos de terapia neuropsicológica

    Lo que mayormente se usa como tratamiento para personas con lesiones neurológicas es la rehabilitación de los déficits cognitivos, hasta donde se pueda.

    También, es posible de realizar cirugías si la intervención aporta más beneficios que riesgos. Sin embargo, siempre se tiende a elegir técnicas no tan invasivas. Todo ello a partir de un plan de cura para alcanzar el desarrollo del desempeño diario y la evolución positiva del bienestar.

    Investigación científica

    La neuropsicología clínica también tiene el objetivo de transmitir nuevos conocimientos a través de la investigación científica. De esta forma logra mejorar su tratamiento y capacidad diagnóstica elaborando nuevos cuestionarios y técnicas que permitan la mejora de las capacidades afectadas en los pacientes.

    Dado que el cerebro es quizás el órgano más complejo de todo el cuerpo, constantemente se estudia más su funcionamiento. Así como en la determinación de las áreas que están detrás de una sintomatología concreta.

    Básicamente, las personas que requieren los servicios de un neuropsicólogo pueden padecer toda clase de problemas a nivel encefálico. Por ello, son objeto de estudio los síntomas a causa de traumatismos craneoencefálicos, accidentes cerebrovasculares o tumores cerebrales. También, la epilepsia, las demencias, el trastorno mental grave, los problemas del desarrollo o el autismo. Por lo tanto, esta especialidad se trata en hospitales en las áreas de neurología, rehabilitación y psiquiatría.

    ¡Celebra la Black Week con nosotros! Te regalamos 60$ para tu matrícula. CUPÓN: BLACK60

    X