+34 91 005 92 36 comercial@esneca.lat
  • Português
  • 0 elementos

    ¿Alguna vez te has preguntado cuál es el trabajo de un psicólogo del deporte?¿Cuáles son sus funciones como profesional y las que debe desarrollar dentro de una organización deportiva? A continuación, te contamos todo lo que debe hacer este experto para mantener al deportista motivado y que cumpla sus objetivos de rendimiento; todos los conocimientos que debe reunir y su importancia en este mundo.

    Si te interesa este ámbito y quieres aumentar tus conocimientos con una formación de calidad, te recomendamos la doble titulación de la Maestría en Psicología Deportiva + Maestría en Coach. Es la titulación ideal para complementar tus competencias profesionales y aprender de una manera especializada.

    ¿Cuáles son las funciones de un psicólogo del deporte?

    La psicología deportiva se centra en las capacidades de los deportistas desde una perspectiva integral. Esto quiere decir que los asesores deportivos deben estar formados en psicología básica y, al mismo tiempo, deben tener conocimientos de la dinámica deportiva.

    Entre sus muchas funciones, este profesional se encarga de aumentar la motivación de los deportistas para que su estado de ánimo no decaiga en las dificultades del deporte. Para lograrlo debe realizar un diagnostico previo para proponer soluciones y fijar objetivos realistas para marcar la diferencia en el día a día. También, ayuda a los jugadores a tomar conciencia de la gestión de su energía y de las sensaciones que debe reprogramar a nivel cerebral.

    En los deportes de equipo, el coach del deporte es quien crea y mejora dinámicas de grupo para conseguir resultados. Estas dinámicas pueden solucionar problemas dentro del grupo o más allá de él. A partir de estas, el profesional puede saber quién necesita ayuda específica.

    Cuando de forma individual y colectiva los deportistas se sienten bien, mejora su rendimiento a corto y medio plazo. Por este motivo, los profesionales cumplen una función muy importante.

    La psicología deportiva dentro de una organización deportiva

    En las organizaciones deportivas, la tarea del coach de deportistas es la de asesorar a la dirección de dichas entidades respecto a las actividades que guarden relación con la dirección personal, las relaciones humanas, la planificación y su gestión y el uso y aprovechamiento de entidades deportivas.

    Este profesional suele contribuir en la optimización de los recursos a favor de la actividad física en toda la población y su implantación como alternativa saludable.

    ¿Qué es lo que no debe hacer el coach deportivo?

    El psicólogo del deporte, como cualquier experto terapéutico, no debe dar consejos, ya que estos son opiniones personales sobre el posible comportamiento que debe tener. Cuando en un tratamiento se interfieren los pensamientos propios del profesional, la terapia pierde objetividad y podría resultar inútil o contraproducente. Además, los coaches no deben decir cómo las personas deben actuar porque no existe una verdad absoluta y las decisiones que se tomen deben ser propias. Su tarea reside en proporcionar herramientas para que la persona decida, según sus valores, lo que quiere hacer y aprenda a analizar las posibles consecuencias.

    El psicólogo deportivo no soluciona los problemas de los atletas ni tiene una capacidad mágica de leer la mente de las personas. Aunque el deportista asista a sesiones de terapia con un psicólogo no significa que ya solucione todos sus problemas. Recibir la ayuda de un coach deportivo significa tener que seguir trabajando para solucionar sus problemas. También hay que tener claro que los psicólogos deportivos no tienen la capacidad para recetar fármacos. Puede trabajar los síntomas, dando pautas al atleta para controlar sus ansiedades y depresión, pero nunca medicamentos.

    En definitiva, el psicólogo deportivo no aumenta el rendimiento directamente del deportista, sino que logra hacer que el atleta sepa gestionar sus emociones y despeje la mente para aumentar su concentración en el deporte que practica. De este modo, mejora su rendimiento.

    7 motivos para tener un psicólogo en el deporte de alto rendimiento

    En el deporte de alto rendimiento, este tipo de psicólogo enriquece el método de los entrenadores y los gestores para que influyan en el comportamiento y la actitud de los atletas, contribuyendo a que desarrollen habilidades que autorregulan su funcionamiento mental.

    Los deportistas de élite deben ser capaces de gestionar adecuadamente sus niveles de tensión y estar fuertes psicológicamente para que puedan aplicar el conocimiento científico que tiene la psicología del deporte. Esto ayuda a que los deportistas trabajen y afronten con eficacia los desafíos del deporte de alto rendimiento, como la presión que esta conlleva.

    Existen muchos beneficios de invertir en psicólogos deportivos, algunos de los más claros los presentamos a continuación.

    1. Mejora el estado mental

    Tener una autoestima consolidada le permitirá al deportista reconocer su valía y, a su vez, sus defectos para tratar de superarlos. Aparte de tener una gran preparación física, es necesario estar mentalmente preparado para la competición. Por eso, la presencia de un psicólogo del deporte es de vital importancia.

    2. Refuerza el rendimiento de los jugadores

    Con el refuerzo que aporta la psicología deportiva también mejora la autoestima y los deportistas aprenden a tomar con sabiduría los errores que cometen en sus competencias. Por lo que es realmente importante y funciona como la base del aprendizaje de habilidades psicológicas o herramientas de gestión emocional.

    3. Ayuda a cumplir los objetivos

    El psicólogo deportivo ayudará al entrenador y al jugador, mediante una planificación adecuada, a cumplir con objetivos realistas. Además, va a aportar los pasos inteligentes para lograrlos, de modo que reforzará el nivel de autoconfianza de los jugadores.

    4. Controlar el estrés

    Tanto en el deporte de alto rendimiento como en el amateur, es necesaria la presión en la competición, ya que genera más motivación. Aun así puede acabar siendo un factor negativo para su productividad. Controlar este estrés facilitará que se reduzca la tensión del deportista, influyendo en sus expectativas de rendimiento.

    5. Mejora la atención

    Las técnicas que aporta la psicología deportiva para trabajar la atención de los deportistas profesionales son muy útiles para obtener un buen rendimiento físico, ya que mejora el control del estrés, la inteligencia emocional y la concentración.

    6. Genera emociones facilitadoras

    Las emociones facilitadoras son claves para el buen funcionamiento deportivo de cada persona cuando es parte de un equipo. El psicólogo le ayuda a usar las emociones incómodas en su beneficio. Así, logra que un equipo se cohesione y juegue a favor de cada integrante, ya que permite que trabajen como un todo, más unidos. Por lo tanto, obtendrán mejores resultados que un equipo que tiene problemas sin resolver en cada jugador.

    ¡Celebra la Black Week con nosotros! Te regalamos 60$ para tu matrícula. CUPÓN: BLACK60

    X