+34 91 005 92 36 comercial@esneca.lat
  • Português
  • 0 elementos

    ¿Sabías que existe un tratamiento que puede ayudarte a eliminar grasa en el abdomen? Se conoce como radiofrecuencia abdominal y es el complemento ideal para tonificar el cuerpo y quitar lo que no te gusta. Esto no quiere decir que es la sustitución a una dieta balanceada y a la actividad física constante, sino que es una opción extra para conseguir el efecto lifting de manera más fácil. Hoy te contamos cómo funciona este sistema y sus beneficios. Así que, sigue leyendo o fórmate en salud y estética con nuestra Maestría en Medicina Estética.

    ¿En qué consiste la radiofrecuencia abdominal?

    Es un tratamiento estético de los más usados en la actualidad que consiste en aplicar ondas electromagnéticas que consigan variar el campo eléctrico y el campo magnético. Gracias a esto hay un un rápido movimiento rotacional de las moléculas de agua del tejido graso que por fricción se calientan. La mayor o menor temperatura alcanzada depende de la cantidad de agua del tejido tratado y en general, cuanto mayor sea mejores serán los resultados. Dicho esto, es importante beber mucha agua durante varias semanas antes de realizar una sesión de radiofrecuencia.

    Es un tratamiento no invasivo que no corta la piel y no genera cicatrices. Así que, el paciente solo siente un ligero calor que convierte su sesión en un momento relajante. Al mismo tiempo, se obtiene una reducción de grasa en el abdomen y una mejora en el aspecto de la piel. Además se logra la reducción de la flacidez en el estómago, la celulitis y la obtención de un vientre plano.

    ¿Quién puede usar la radiofrecuencia?

    Este tratamiento puede usarse tanto en hombres como en mujeres. La radiofrecuencia en mujeres esta enfocada en reducir la flacidez abdominal y obtener un vientre plano. No se aconseja en embarazadas, pero si una vez se ha dado a luz. Esto para tener una recuperación más efectiva en la zona del abdomen que tiende a estar más caída.

    Por su parte, la radiofrecuencia abdominal masculina busca tonificar las abdominales y aumentar la visibilidad de la pared abdominal.

    Sin embargo, este tratamiento suele prescribirse a personas que hacen actividad física o dietas estrictas para adelgazar. O solo a personas que por diferentes motivos físicos o nutricionales no hayan alcanzado los resultados deseados en el área estomacal.

    ¿Cuántas sesiones se necesitan?

    Con una o pocas sesiones puedes obtener un tratamiento corporal rápido con el que notarás inmediatamente la piel saludable y una ligera disminución de la celulitis que se mantendrá así unos días.

    Sin embargo, con más de 15 sesiones de radiofrecuencia se puede tratar la zona en profundidad, obteniendo los mismos efectos, que ahora, durarán más tiempo. Después de las primeras 3 semanas de finalizar las sesiones hay un primer ciclo de regeneración celular, que se extienden hasta los 8 meses que termina.

    Si quieres mantener el resultado después del primer año y hacerlo permanente, hay que tener una sesión de repaso cada 1 o 2 meses.

    Beneficios de la radiofrecuencia abdominal

    Como hemos mencionado anteriormente, esta técnica estética estimula la formación de colágeno, provocando que se activen los fibroblastos de la dermis para recuperar fuerza y eliminar flacidez. Estas son las razones del porqué el tratamiento genera este y otros beneficios:

    • Aumenta la circulación de la sangre del tejido graso, mejorando su metabolismo y el flujo para su desecho. Gracias a esto se disminuye el espesor adiposo y de la celulitis.
    • Mejora el drenaje linfático natural del cuerpo, eliminando líquidos y toxinas del panículo adiposo afectado por la celulitis.
    • Estimula la generación de nuevo colágeno y elastina en capas internas, reestructurando el tejido subcutáneo y dotándolo de firmeza, lo que se traduce externamente en una piel más firme.

    Básicamente, la disminución del volumen de la zona tratada es el resultado de la eliminación metabólica de la grasa, la liberación de líquidos del sistema linfático y la reestructuración de las fibras de los tejidos internos.

    Los resultados obtenidos por la radiofrecuencia abdominal se componen de una parte de efecto inmediato y otra progresiva. Esto durante los 8 meses siguientes al concluir el tratamiento, tiempo en el que ocurre la regeneración de fibras de colágeno y elastina.

    Efectos secundarios

    La radiofrecuencia es un tratamiento de los más usados y seguros para la mayoría de las personas, aunque pueden haber efectos y contraindicaciones que deben saberse para evitar consecuencias. Estas son algunas:

    • Al terminar la sesión, la piel puede ponerse ligeramente roja. Esta reacción debería desaparecer unos minutos o, según el caso, horas después.
    • La radiofrecuencia está contraindicada en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. También no se recomienda en personas con marcapasos, prótesis metálicas, válvulas en el corazón, tatuajes con metales en los pigmentos, cáncer o con inmunosupresores.
    • Es necesario consultar a su médico las personas que tengan dermatitis, psoriasis, cicatrices queloides, casos de obesidad y enfermedades crónicas. Asimismo, las personas con botox, ácido hialurónico o colágeno deberán consultar con un profesional de la salud si pueden recibir el tratamiento.

    Recomendaciones de uso de la radiofrecuencia abdominal

    Después de cada sesión de radiofrecuencia abdominal, si desea realizar una exposición al sol inmediata, es necesario aplicar bloqueador solar de la protección más alta.

    Salvo esta indicación de protección, la persona sometida al tratamiento puede continuar su vida normal, ya que la radiofrecuencia no produce ninguna inflamación o daño cutáneo. De ser así hay que indicar al médico o a la clínica de aplicación.

    Zonas de aplicación de la radiofrecuencia

    La radiofrecuencia nos permite tratar partes concretas del cuerpo. Su uso más común es en áreas que tienen mucha grasa para reducir su volumen, o en zonas flácidas para reafirmarlas. Las zonas en las que se puede hacer radiofrecuencia con mayor eficacia son:

    • Glúteos: es uno de los músculos más grandes que necesitan un tratamiento intensivo para devolver su tono y elasticidad.
    • Piernas: reduce la celulitis y la flacidez en la cara posterior de los muslos.
    • Brazos: combate la flacidez de la cara interna del brazo y la pérdida de elasticidad.
    • Papada y cuello: trata el exceso de tejido adiposo leve o moderado y el descolgamiento moderado de la piel.
    • Senos: el calor interno del tratamiento estimula la circulación y la formación de colágeno y elastina, logrando senos más firmes.
    • Estrías.
    • Cara: si buscas un rejuvenecimiento facial, la radiofrecuencia puede ser una gran opción para reafirmar la zonas más flácidas.

    ¡Celebra la Black Week con nosotros! Te regalamos 60$ para tu matrícula. CUPÓN: BLACK60

    X